¿Cómo Liberarte de tus Apegos?

Ha sido un desafío escribir sobre este tema tan vasto en tan poco espacio, pero acepté el reto gracias a que una de mis lectoras lo propuso.

Para empezar, es importante distinguir que hay diferentes tipos de apegos. Hay relaciones que nos dan seguridad, sentido de pertenencia, identidad y nos brindan un marco de referencia en nuestras vidas. Pero cuando esos vínculos generan dependencia emocional, sufrimiento y nos impiden funcionar con libertad, nos convertimos en prisioneros de ellos. Los apegos se vuelven nocivos cuando nos inmovilizan y nos impiden avanzar o construir nuevos horizontes, porque consumen toda nuestra energía en añorar un escenario, una vida o una identidad que ya no tenemos o que necesitamos dejar atrás. Es por eso que es importante poder reconocerlos para trabajar en ellos y así liberarnos.

Es imposible hablar de apegos sin hablar de creencias y de miedos. Detrás de un apego siempre hay una creencia y trabajar de fondo esa creencia es crucial para desenmascarar el miedo.

Por ejemplo, supongamos que experimentamos un apego nocivo con la pareja. La creencia detrás de ese apego es: “No puedo vivir sin él/ella”. El miedo que reside en esa creencia sería: “No sé estar solo/sola.”

El primer paso para empezar a trabajar esos vínculos que nos tienen prisioneros, es reconocer cual es la creencia escondida detrás del apego y una vez identificada, animarme a descubrir cuál es el miedo que sostiene esa creencia. Porque detrás de todo apego siempre hay un miedo, cada persona tiene un miedo diferente y el miedo está asociado siempre a la idea de perder algo que es valioso para nosotros.

Hay un dicho que dice: “si no puedes contra tus enemigos, únete a ellos”.

La escritura de una carta hablándole a nuestros miedos, es una de las tantas herramientas que ayudan a trabajar el desapego. El ejercicio de la escritura puede ser muy sanador, ya que genera un espacio de reflexión sobre los miedos. A través de este ejercicio, podemos identificarlos, ponerles un nombre y entender cómo operaran sobre nuestros pensamientos. Es una práctica catártica que invita a dejar fluir las emociones, conectar con ellas y reconocerlas para poder trabajarlas. En ocasiones, este proceso no es tan obvio o transparente y los apegos necesitan ser tratados bajo la guía o supervisión de un profesional. Un ejemplo de esta práctica es lo que muestro en el siguiente video.

El desapego es uno de los temas centrales que tratamos en el Taller “Volver a Empezar” que doy mensualmente, diseñado para personas que están atravesando por procesos de cambio. Si tienes preguntas puedes escribirme a aieletzo@yahoo.com.

Te deseo mucha suerte y coraje para comenzar a trabajar tus apegos.

________________________________________________________________________________

Consultas online: Skype: aieletzik – Whatsapp: +305 497 77 87                                       E-mail: aieletzo@yahoo.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s