¿Sabías que todos tenemos puestas unas gafas aunque no las veamos?

Hace unos días regresé de México y prometí a unos amigos escribir un artículo sobre un tema que tiene que ver con el ser humano y la apertura de mente.

Pensando es eso me remití a nuestra infancia y en cómo en nuestras casas, nuestros colegios y en la sociedad misma, nos van enseñando o mas bien dictaminando lo que está bien y lo que está mal y nosotros sin siquiera darnos cuenta, vamos viviendo de acuerdo a esos parámetros.

Voy a llamar a esos parámetros gafas o lentes y es a través de ellos que interpretamos la realidad. Decidimos lo que es bueno, lo que es malo, lo que es aceptable, lo que no lo es y sin darnos cuenta nos pasamos la vida juzgando a los demás y a nosotros mismos.

Los observadores más minuciosos habrán notado que los seres humanos estamos llenos de contradicciones; muchas veces decimos cosas que luego nuestras acciones contradicen. ¿Cuántas veces se cruzaron con personas que defienden la igualdad entre los seres humanos y luego los vemos discriminando a la gente por su capacidad monetaria, su raza, sus costumbres o su sexo? ¿Cuántas veces te encontraste tú en situaciones en las que tus acciones contradicen tus palabras?

Todos tenemos esas gafas, vienen incluidas en el paquete del nacimiento y son el instrumento a través del cual comenzamos a interpretar el mundo y son ellas también las que determinan nuestro comportamiento.

Pero no crean que con todo esto quiero motivarlos a que se quiten sus gafas, porque creo que es imposible. Lo que sí quiero proponerles es que sean conscientes de que las llevan puestas y que tengan consciencia que son un filtro de la realidad determinado por nuestras creencias. Quiero que piensen si esta forma de ver el mundo contribuye o destruye, si promueve la unión o la separación. Con sólo esa consciencia ya estarán aportando un granito de arena a la paz de sus casas, de sus familias, de la sociedad en donde vivimos y por supuesto a la paz del planeta.

La vida no es blanco o negro; pero tampoco es gris. La vida es blanco, negro, gris y toda la paleta de colores! Que nuestras gafas no nos impidan reconocer la existencia de otros colores sin menospreciar ni las gafas, ni los colores que los demás pueden ver.

Les deseo una linda semana en donde podamos ponernos las gafas de la tolerancia y con ello lograr ver todos los colores que la vida tiene para ofrecernos.

Con cariño

Aielet

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s